El tercer álbum de estudio de Vetusta Morla es más que ninguno de sus discos anteriores hijo de sus circunstancias, héroe y víctima de su proceso y su contexto. La banda enfrentó su composición en un periodo muy breve de tiempo y rodeada por un cúmulo de factores emocionales, sociales y políticos que en los últimos años casi todos han resumido con la palabra “crisis”. Uno de esos términos que, a fuerza de desgaste, pierden su carga semántica, haciendo necesaria la búsqueda de un sustituto para poder avanzar, para poder describir mejor la realidad personal o colectiva. Vetusta Morla ha encontrado esa alternativa en la Deriva.

La Deriva como tránsito intermedio entre un «crack» y un punto de llegada, casi siempre desconocido. La Deriva como como espacio donde el cambio y la transformación son posibles, asumiendo al mismo tiempo temores, miedos, nostalgias y esperanza por el tiempo que se aproxima. La Deriva como declive familiar, en una relación, en una comunidad o un país. La Deriva como descontrol sin nada ni nadie al mando, como cambio de rumbo, como violencia o calma, a merced de la Naturaleza, el azar o ciertos caprichos. La Deriva como experiencia que facilita la empatía, la identificación o los sentimientos compartidos de todos los que se ven inmersos en ella.

La Deriva es un álbum escrito, arreglado e interpretado por Vetusta Morla.

Grabado en Estudios Sonobox (Madrid) y en Gárate Studios (Guipúzkoa) por Manuel Colmenero y Javibu Carretero entre julio de 2012 y enero de 2014.

Mezclado y masterizado por Manuel Colmenero en Sonobox entre enero y febrero de 2014.
Asistentes de grabación en Gárate: Kaki y Martxel Arkarazo. Logística: Mikel Abrego.
Otros lugares de grabación: un local de ensayo y un piano-bar, el Toni2, ambos en Madrid.

Músicos adicionales:
Mercedes Eva Méndez: voz en La Mosca en tu Pared.
Javibu Carretero: Teclados y programación.
Alejandro Serrano: Trompreta, fliscorno.
David Carrasco: Saxo tenor y barítono.
Marcos Crespo: Trombón.
Arreglos de viento escritos por Alejandro Serrano y Juan Manuel Latorre.

Producción Pequeño Salto Mortal: María Pérez y Andrés Cabanes.

Arte gráfico realizado por Mídori (Montse Montero y Soti Mas-Bagà).
Fotografía de portada: Chronophotographie d’un depart de course de vitesse par le moniteur Steiner (1906) por Georges Demeny, © Iconothèque d l’INSEP (Francia).